ESTA SED

Varias noches llevo en vela lamiendo tu olor de las paredes, recogiendo tu voz del piso y clamándote a gritos.
La sed asedia, muerde, rasga y esta me tiene adiestrado a buscarte como al peor de los vicios.
Trato de sacarle tu sabor a los recuerdos pero quedo exhausto y más sediento, desesperado y maldito.

La sombra dice que me trago las horas escondiéndome en falsos silencios. Después de todo, los silencios fueron los únicos huecos donde pude verter mi pena.
Jamás volverás y esta sed me consumirá. Mi amor ya no es humano, no, es una obsesión enfermiza de ninfas y faunos… y tú hechicera, lo sabías.
Siempre fuiste como un embrujo gitano disfrazado de encantos. Me perdí en el brillo de tus ojos y me dejé ahogar por el furor del deseo temprano. Ahora heme convertido en este ser despreciable que araña las ilusiones de tener tu carne, moldeado a tu gusto y a tu voraz sexo.
Perversa bruja de leyendas, me domaste y luego te fuiste dejándome adicto a tus influjos, sumergido en esta sed filosamente encarnada.
Ahora sólo me queda el pensamiento… el temblor, la mirada extraviada y el sudor ligero. La lascivia embotellada y el deseo de una venganza justa o de un beso.

Jenn Alessa

Advertisements

What do you think?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s